Iepesa es plásticos de larga vida en Ecuador

Biopolímeros: la solución sostenible al plástico

Biopolímeros: la solución sostenible al plástico
Para cumplir con las exigecias de la Estrategia Europea para 2030 sobre la reducción del impacto ambiental de los residuos plásticos –que señala que los envases deberán ser reutilizables o reciclables en un 50% en 2025, hasta un 55% en 2030 y alcanzar el 60% en 2035–, Nurel Biopolymers, del Grupo Samca, desarrolla, desde hace 11 años, una tecnología única para la fabricación de plásticos biobasados y compostables.
Para hacer frente a este reto, y gracias a su carácter innovador, Nurel inició su proyecto industrial de bioplásticos en el año 2015 con una primera inversión en unas instalaciones de la más avanzada tecnología en su planta de Malpica, en Zaragoza, para la fabricación de este tipo de polímeros, que pueden ser reciclados de manera orgánica.
Actualmente, Nurel es líder en Europa en la fabricación de biopolímeros compostables y ha desarrollado una amplia gama de productos que, bajo la marca Inzea, son capaces de reemplazar a los plásticos convencionales en aplicaciones tanto de extrusión como de inyección.
APLICACIONES
Los bioplásticos Inzea son materiales biobasados, biodegradables y compostables que se utilizan para la fabricación de bolsas, envases alimentarios, menaje de un solo uso o films agrícolas, y representan la solución sostenible que la industria del plástico necesita. Con esta línea, el Grupo Samca afianza su apuesta por la sostenibilidad ampliando la capacidad productiva en Nurel Biopolymers. Tras recibir una gran aceptación por parte del mercado europeo, en el año 2018, Nurel instaló una segunda planta de producción, que sirvió para ampliar volumen y para completar la gama de productos Inzea. Ahora, y con el firme propósito de seguir innovando y ofreciendo a la industria materiales plásticos sostenibles, acaba de instalar una tercera, que cuenta con una tecnología exclusiva para la extrusión de biopolímeros y que ayudará a dar respuesta a la fuerte demanda que este tipo de productos tiene en los mercados de países como Perú, Colombia, Ecuador y Argentina. En la actualidad, Nurel cuenta con una capacidad productiva de 26.000 toneladas al año.
Todas estas inversiones tienen como objetivo potenciar la división de biopolímeros y están englobadas en un plan inversor a tres años que el Grupo Samca tiene previsto realizar en Nurel. La nueva planta va a reforzar la posición en el mercado de los bioplásticos, convirtiendo sus instalaciones en las de mayor capacidad de Europa.
Los biopolímeros ayudan a reducir la dependencia de materiales fósiles y a disminuir el volumen de plásticos que acaba en el vertedero. Además, los biopolímeros Inzea pueden ser valorizados como compost, ya que se trata de una materia prima bioplástica que proviene de materiales biobasados y que es capaz de biodegradarse en plantas de compostaje y compostaje casero.
'Los más de 11 años de experiencia en biopolímeros nos avalan para ayudar a los fabricantes de bolsas y envases a adecuar su producción a los nuevos materiales biodegradables', señala Miguel Ángel Caballero, director general de Nurel. 'Contamos con una amplia gama de productos que pueden adecuarse a los estándares convencionales de producción de bolsas, envases, film agrícola y multitud de aplicaciones monouso. Nuestros clientes solo tienen que realizar pequeños ajustes en su producción y nosotros les guiamos en todo este proceso', concluye Caballero.
Biopolímeros: la solución sostenible al plástico
AUTOCONSUMO
Para hacer su producción todavía más sostenible, Nurel acaba de concluir la construcción y puesta en marcha de una central solar fotovoltaica de autoconsumo que supone un importante avance hacia el cumplimiento de los objetivos de contribución de las energías renovables y de reducción de emisiones de CO2 englobados dentro de la política de sostenibilidad de la empresa. Las características más relevantes de esta instalación son la optimización de su integración con el complejo industrial; el máximo aprovechamiento solar y la utilización de la totalidad de la energía eléctrica producida para el autoconsumo.
¿Te gustó nuestro contenido?
¡Compártelo!
Compartir
También te puede interesar
Cómo contribuyeron los productos plásticos a la lucha contra el COVID-19
Cómo contribuyen los productos plásticos a la lucha contra el COVID-19
LEER ARTÍCULO
¿Alguna vez has imaginado tu vida sin empaques o con empaques ecológicos?
¿Alguna vez has imaginado tu vida sin empaques o con empaques ecológicos?
LEER ARTÍCULO